La nueva Circular 3167/15: Seguridad y Salud en el Trabajo

Diesel PM

En 2015, la Superintendencia de Seguridad Social emitió la circular 3167, que entró en vigencia el 1º de marzo, y que norma los procedimientos de evaluaciones de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales que realizan las mutualidades de seguridad y el Instituto de Seguridad Laboral (sistema público), esto es, calificación del origen de la misma, laboral o común.

La intendenta de Seguridad y Salud en el Trabajo, Pamela Gana, ha informado que del total de casos denunciados como enfermedades profesionales en 2014 ante las mutualidades, sólo un 20% fueron calificadas como de origen laboral, mientras que para el caso de los accidentes, la tasa de aceptación correspondió al 80%.

Lo anterior habría sido el principal motivo para que la autoridad encargada de la fiscalización del sistema, decidiera impartir instrucciones que regulan el proceso de evaluación. En este sentido, la iniciativa es un avance ya que regular el proceso de calificación es una forma de estandarizar las etapas y actividades o exámenes a realizar, de forma que cualquiera sea la institución que realiza la evaluación, los pasos a seguir y los plazos asociados son conocidos y deben ser respetados; también es importante que los trabajadores puedan estar informados respecto de dichos procesos, y que no se vean envueltos en verdaderos procesos kafkeanos.

La intendenta Pamela Gana ha señalado “esto es un enorme aporte al sistema desde el punto de vista regulatorio, porque otorga mayor certeza respecto de las calificaciones de enfermedades profesionales, tanto a trabajadores y trabajadoras como a las propias mutualidades. Ello porque se establece un procedimiento estándar, con uso de instrumentos específicos, realizado por personal capacitado, que pondera de forma equitativa los sesgos de un proceso para determinar el origen de las enfermedades denunciadas. Vamos a aumentar la objetividad y la transparencia en la forma de actuar de las mutualidades”.

Conviene señalar que según la normativa vigente, tanto para el caso de los accidentes del trabajo como para las enfermedades profesionales, el trabajador que realiza una denuncia (con su empleador o directamente en el centro médico) tiene el derecho a recibir atención médica. Sin embargo, si en el proceso de evaluación, los exámenes médicos y el proceso de diagnóstico llevan al médico a calificar la dolencia como de origen común, o sea, no laboral, el trabajador es derivado a su sistema de salud provisional, el cual está obligado a prestar la atención médica al trabajador, incluyendo el pago de licencia por días no trabajados; al mismo tiempo, ésta última institución podrá reclamar ante la autoridad si mediante el proceso de tratamiento determina que la evaluación realizada por la mutualidad o ISL ha sido incorrecta. Esto garantiza que el trabajador siempre obtenga la prestación médica y económica que le corresponde, pero también que el cargo económico se haga a quien corresponde.

En una publicación reciente (www.prevencionar.cl) se indicaba lo siguiente: “Para el caso de enfermedades osteomusculares de extremidades superiores se definieron además, los exámenes a ser considerados en el diagnóstico y calificación, así como las características de los estudios de puestos de trabajo que deben ser incluidos en el proceso. De igual forma, se estableció el proceso de evaluación clínica y las características de los estudios de puestos de trabajo para las enfermedades psiquiátricas. En este sentido, la Intendenta Gana sostiene que “nos centramos en estos aspectos ya que las estadísticas señalan que en 2014, alrededor del 60% de las denuncias de enfermedades laborales correspondieron al tipo osteomuscular y un 20%, a enfermedades psiquiátricas”.

“Los exámenes médicos establecidos en el protocolo fueron definidos con una amplia participación de médicos especialistas, representantes de las tres mutualidades y el ISL, además de la Sociedad de Medicina del Trabajo, Universidad de Chile y Central Unitaria de Trabajadores”.

Actualmente, la Camara de Diputados cuenta con una Comisión Investigadora que busca determinar si existen o han existido anomalías por parte de las mutualidades para presentar tal nivel de rechazos en cuanto a las enfermedades profesionales (EP). Así mismo, la autoridad ha advertido que iniciará una fuerte ofensiva fiscalizadora sobre las mutualidades y la aplicación del protocolo.

En cuanto a mi experiencia, efectivamente como profesionales de la Seguridad y Salud en el Trabajo, la labor del experto profesional en prevención de riesgos tiene siempre que balancear dos valores que entran en juego: por una parte, resguardar el derecho que tiene todo trabajador recibir una prestación médica y económica, cuando en el ejercicio de sus actividades, sea a causa o con ocasión del trabajo, resulta mermada su condición física o psicológica; al mismo tiempo, el profesional debe precaver que las prestaciones que se otorgan a los trabajadores tengan efectivamente un origen laboral, ya que de lo contrario, no sólo no es ética su conducta profesional, sino que además su propia gestión se verá mermada, y la empresa deberá correr con costos que no le corresponden, sea porque son de un origen atribuible a un empleador anterior, sea porque son de origen doméstico o común.

La verdad sea dicha, no son pocos los casos en que el sistema es abusado con intención o por simple negligencia de los primeros responsables de dirigir y velar por la fuerza de trabajo. Pero al mismo tiempo, debe ser dicho también que hay agentes de enfermedades profesionales que parecen aún no estar considerados en nuestra legislación laboral, como por ejemplo, las Partículas Materiales Diesel (DPM en inglés) -ver imagen arriba-, presentes en la minería subterránea producto de la quema de combustible fósil utilizada por la maquinaría minera. Este agente causante de enfermedades profesionales no debe ser despreciado, toda vez que  Codelco, cuenta con la División El Teniente, la mina subterránea más grande del mundo, además División Andina, y ejecuta el proyecto para hacer de Chuquicamata una operación subterránea para las próximas décadas.

En Chile existe la figura de Administradores del Seguro, éstos administradores no son ni las mutualidades ni el ISL, son precisamente organizaciones privadas de gran tamaño que tienen cantidad suficiente de trabajadores y recursos económicos para administrar por sí mismos la calificación de sus accidentes y enfermedades profesionales. Al parecer, la circular no los ha incluido en el cumplimiento del protocolo, lo cual es preocupante si se considera que la corte de justicia condenó precisamente a Codelco Ventanas, por haber causado la muerte de decenas de trabajadores, sin que en vida recibieran las prestaciones que por ley les correspondían.

Carlos Mella, EHS Eng., Sustainability Mgmt., (c) Applied Philosophy. Chile, 2016.

 

 

 

 

La Tragedia De Büchi

 

Buchi

La semana pasada nos enteramos que el ex candidato presidencial y ex ministro de hacienda del régimen militar, Hernán Büchi, anunciaba su salida del país, aduciendo incertidumbre jurídica. Y aunque la noticia causó revuelo por lo exagerada que parece su afirmación, la noticia me recordó una decisión que yo mismo estuve evaluando hasta no hace más que un par de semanas.

Claro, la situación no es exactamente la misma, pero justamente por eso creo que es oportuno exponer la situación, pues puede que no sea única; es más, el rector Benítez de la Universidad Adolfo Ibañez (UAI) ha comentado en sus columnas de La Tercera en más de una ocasión, cómo muchos jóvenes universitarios abandonan el país en búsqueda de mejores oportunidades.

Pero aunque me gustaría que esa fuera mi situación, en realidad no lo era. Y no lo era porque yo ya pasé la barrera de los cuarenta; atrás quedaron los años en que vivía por mi mismo y sólo para mí: autonomía que suele ser bastión de un pensamiento liberal que resalta el derecho de autodeterminación que tiene todo individuo libre de disponerse sus medios para los fines que cada cual se propone.

Lo cierto es que a mediados de los 90s, fue cuando más cerca estuve de irme de Chile. Llevaba varios años trabajando en el sur y tras un fracaso matrimonial, conocí a una chica francesa con la que viajamos el sur y vivimos un simpático romance. Cuando ella volvió a Francia, la propuesta era que yo viajara tras ella, pero había un problema; el fallido matrimonio nos había regalado una hermosa niña, la cual yo había deseado con amor y honestidad.

La disyuntiva ya se deja ver: romance o responsabilidad, aventura o desventura. Por supuesto me quedé; en aquel entonces yo tenía cerca de veinticinco años y definitivamente fue la ocasión en que más cerca estuve de abandonar Chile.

En los siguiente veinte años, me cambié de ciudad, continué estudios, conocí a mi actual esposa, y nació mi segunda hija que hoy ya tiene quince años. En los últimos diez años nos compramos un departamento y renovamos nuestro auto cada cinco años aproximadamente. Tanto mi esposa como yo trabajamos. Ella con más continuidad que yo, aunque siempre ganando menos. Yo, más jugado y más perfeccionista quizá, ganando más pero de forma más irregular. Es mi impresión que en Chile, salvo que uno sea ingeniero comercial y trabaje directamente con gestión de dinero, el cumplimiento y el profesionalismo no es apreciado.

Como sea, juntos, sacrificando consumo presente por consumo futuro, pudimos optar a la vivienda propia; si le sumamos la colegiatura de las hijas, y lo necesario para vivir, somos esa clase media que aparece en la parte de altos ingresos, pero que ciertamente pende de un hilo para no caer por la escalera del mérito hasta el fondo de la tabla.

Aunque como decía Aristóteles, las virtudes de justicia, prudencia, fortaleza y templanza, son constituyentes de una persona de bien -cuestión de grado por cierto- nada dijo el filósofo si estas virtudes serían suficientes para ganarse la vida en el mundo moderno.

En abril de 2015, terminé mi contrato de trabajo con una empresa mediana de la capital. Cobre un seguro de desempleo que aproximadamente correspondió al 50% de un sueldo mensual. Además recibí una indemnización y tenía un poco de dinero ahorrado. Como no teníamos certeza de cuanto tiempo tardaría en encontrar trabajo, decidimos no gastar los dineros y esperar hasta que volviera a trabajar. Este mes se cumplió un año.

Vuelvo al principio. Aunque mi última gestión en la empresa fue muy positiva en términos de gestión o desempeño medible, aunque cursé un programa de magíster y aunque habiendo ingresado al programa a mediados de año concluí el proyecto de tesis sin demora, no logré salir del 5% de los desempleados que las estadísticas del INE informan periódicamente.

Evalué con mi esposa y mis hijas la posibilidad de viajar al extranjero, a un país industrializado pensé. Renové mi pasaporte y fui a la universidad a congelar un programa de magíster en filosofía que me encuentro cursando.

La idea era aprovechar la acogida de un amigo para poder instalarse, y buscar trabajo probablemente de obrero u otra función menor, ya que para reconocimiento de títulos profesionales se deben cumplir una serie de requisitos que no estaban en el primer lugar de la lista.

Conversando el tema con algunas personas, no faltaron los que bien intencionadamente, me hicieron ver que el manejo de idioma coloquial dista del profesional; que el trabajo de obrero quizá alcance para vivir en el extranjero, pero probablemente no alcance para remitir un monto suficiente para que la familia no ruede por el despeñadero.

Por último, tenía convicción de que yo me las podía arreglar igual: tengo una profesión, un posgrado, sentido común, buena disposición, valoración del trabajo, corazón y pelotas. Siempre admiré la cultura francesa, alemana y romana, y con alguien que pudiera acogerte en la llegada, todo sería cuestión de tiempo.

Pero ¿qué pasaría con mi familia en Chile? ¿qué ocurriría si los ingresos no llegan o no alcanzan para solventar nuestros gastos en Santiago? Si los dineros no alcanzan para pagar los dividendos, si el dinero no alcanza para el pedido de supermercado, para el colegio y las cosas más sencillas que se suelen olvidar cuando estos temas no son tema.

Bien decía Kant que “encontramos que cuanto más se preocupa una razón cultivada del propósito de gozar la vida y alcanzar la felicidad, tanto más el hombre se aleja de la verdadera satisfacción; por lo cual muchos, y precisamente los más experimentados en el uso de la razón, acaban por sentir -sean lo bastante sinceros para confesarlo – cierto grado de misología u odio a la razón, porque, computando todas las ventajas que sacan… encuentran, sin embargo, que se han echado encima más penas y dolores que felicidad hayan podido ganar

Había aquí una disputa, ya no sólo familiar, sino que interna, entre inclinación y deber, porque la primera es natural y quiere satisfacción, felicidad, evitar o incluso quizá olvidar los problemas; el deber supone lo contrario. Ir contra la natural inclinación y hacer lo que corresponde porque es lo correcto. Ahí, sólo en ese caso, la acción tiene valor moral, enseña el filósofo.

Así, la queja de Hernán Büchi, el hombre de negocios, aparece no sólo desprovista de valor moral; también deja en evidencia una distancia tan grande con el hombre común que se puede comprender solo para alguien que vive en una realidad distinta a la de los demás chilenos. No sabemos ni siquiera si los millones que obtuvo en directorios de empresas que hoy se encuentran investigadas por delitos tributarios son la causa de su despedida, o si en verdad, lo mueve su natural inclinación por la belleza de Europa y sus montañas. Lo cierto es que, el hombre que quizo ser presidente de Chile, no encarna las viscicitudes del chile mayoritario, y quizá, una parte muy reducida de los empresarios y hombres de negocios de Chile.

En estos tiempos en que mucho se cuestiona el modelo económico seguido por Chile e impulsado por el propio Hernán Büchi; en estos días en que la tasa de desempleo llega al 10% en el gran Santiago, la tragedia de Büchi, como tragedia, no da ni para nota de pie de página, al menos, creo yo, para el 99% de la población.

Carlos Mella, EHS Engineer, MSc. Sustainability Mgmt, (c) M. Applied Philosophy

 

 

 

 

 

 

 

 

¿RSE o Sustentabilidad?

triplebottom-linegraphic-1-1 (sustentabilidad)

(imagen de http://www.ifmaoregon.com)

Aunque suele haber bastante confusión e incluso la discusión realmente no sea tan importante, conviene hacer la distinción entre lo que se llama RSE (Responsabilidad Social Empresarial) y Sustentabilidad (Sustainability en inglés).

Siguiendo el sentido común y un lenguaje llano, el ámbito de la RSE se relaciona con aquello que las empresas hacen o no hacen, que tiene efectos sobre lo Social. Así, en primera instancia, temas como el empleo, las condiciones de salud y seguridad, la capacitación, el bienestar de sus trabajadores aparecen en primer lugar. Luego, en un nivel algo más alejado del estrecho cerco de la empresa, aparecen la cadena de suministros, pagos a proveedores, y trabajadores contratistas. Estamos, según la sigla RSE, en el aspecto social de la empresa.

Por otro lado, la sustentabilidad -derivada del inglés- o sostenibilidad, como prefieren llamarla los españoles, suele tener tres ámbitos de acción: económico, social y ambiental. En el mundo de los negocios se le llama la “three bottom line” haciendo referencia a la entrega de resultados finales de un estado de balance, donde se presta atención en último término al resultado -la linea final- que puede ser rojo -negativo- o azul -digamos positivo.

En sustentabilidad, el aspecto Social podría no diferir mucho de lo ya señalado para la RSE, pero tiene un segundo y tercer aspecto adicionales que merecen atención.

El segundo es el aspecto Económico, y su inclusión viene determinada por el hecho que Naciones Unidas (UN por sus siglas en inglés), a través de sus diversas comisiones de trabajo y a lo largo de los años, entienden que, los Estados miembros obtienen sus recursos de las actividades económicas que se realizan en cada uno de dichos estados. Es decir, si las economías son boyantes, los estados reciben mayor recaudación y por ende, están en mejor pie para apoyar los distintos programas de Naciones Unidas.

Obviamente, el tema es algo más complicado -diría un economista- pero no es de mi interés complicar las cosas, sino todo lo contrario.

Estoy tratando de hacer un link entre el aspecto económico, que desde la revolución industrial en adelante se ha erigido como el núcleo de toda actividad humana, y la sustentabilidad. A partir de una actividad cada vez más intensiva, por aumento de capital y capacidad tecnológica, comienzan a observarse efectos indeseados en lo “social”; pensemos en las minas de carbón de UK y muchos otros ejemplos bien retratados en la literatura universal por escritores como el inglés Charles Dickens.

Según lo anterior, y siguiendo el desenvolvimiento histórico, lo primero fue el éxito económico, y por eso el concepto de sustentabilidad lo incluye como un eje de su acción. El esfuerzo cada vez más industrial comenzará a impactar primero directamente sobre los trabajadores, pero pronto también dejará huella en las familias y comunidades donde se emplazan.

El afán económico y las revoluciones tecnológicas no hicieron sino acrecentar la presión sobre el medio ambiente y así, después de doscientos años, el mundo se ha dado cuenta que esta naturaleza que había que dominar, y que de alguna forma mantenía al hombre en una constante situación de precariedad, ha comenzado ha mostrar una pérdida de capacidad de regeneración. El ejemplo más gráfico es la tala de bosques: se requieren no más de cinco minutos para cortar un árbol, pero se necesitaron al menos veinte años para su desarrollo. Si este ejemplo lo llevamos a los demás recursos naturales, la situación queda en evidencia de manera simple.

De esta forma, el tercer aspecto que considera la sustentabilidad es el Medio Ambiente. El afán económico no ha dejado de estar presente, pero como mil hombres actuando individualmente no conseguirían jamás lo que diez trabajando colectivamente, la actividad humana involucra cada vez mayor cantidad de población; la que por otra parte, desde la revolución industrial en adelante, no ha dejado de crecer.

De esta forma -en simple-, la sustentabilidad ha incorporado los tres aspectos o ejes de acción: Económico, Social y Ambiental.

Es verdad que tanto la RSE como la Sustentabilidad representan un avance en el sentido de ir adoptando una visión más integral de la actividad humana, de cómo la actividad económica influye directa e indirectamente sobre las comunidades y el medio ambiente, sin embargo debemos plantearnos lo siguiente.

¿La empresa chilena ha interiorizado la sustentabilidad en su quehacer productivo?

Mi impresión es que muy poco. A lo más, diría que se trata de RSE en el sentido general expuesto más arriba. Aunque aún parece haber mucho por hacer en la cadena de suministros y trabajo con contratistas.

¿Cuál podría ser la causa?

Me aventuro a pensar que un modelo de desarrollo  principalmente enfocado en la explotación de recursos naturales y las transformaciones políticas y económicas de los años 80-90s afectaron no sólo la interpretación del concepto de sustentabilidad, sino que también su ejercicio y desempeño.

Veamos a qué me refiero. AcciónRSE es una importante organización empresarial sin fines de lucro que agrupa a importantes empresas nacionales y extranjeras en Chile. Su definición dice: “Somos una organización sin fines de lucro que agrupa a empresas socias y entidades colaboradoras comprometidas con la Responsabilidad Social Empresarial y el Desarrollo Sostenible en nuestro país.”

La definición es bastante clara y todos deberíamos estar en condiciones de apoyar una organización que se propone tan nobles propósitos, pero veamos quiénes son sus socios y qué sabemos de ellos.

  • Antofagasta Minerals – tiene litigio con comunidad Los Caimanes por tranque de relaves construido a pocos kilómetros de distancia, el cual eliminó el natural escurrimiento de las aguas que abastecían a dicha comunidad. Principal impulsor de proyecto Alto Maipo para mina Los Pelambres, dueña de tranque el Mauro, causa de litigio con comunidad.
  • Agrosuper – su dueño Gonzalo Vial involucrado en juicio contra la nuera de la presidenta de la república por dineros que buscaban favorecer su posición en el mundo político-económico. Agrosuper era propietario de la tristemente célebre planta de Freirina, cerrada por manifestaciones sociales en contra.
  • Angloamerican – denunciada por la comunidad cercana por afectar su calidad de vida con transporte de sustancias peligrosas y explosivos, además de ser multada por daños al medio ambiente.
  • Aguas Andinas – recientemente se descubrió que financiaban la política principalmente a través de la Democracia Cristiana, en especial habrían beneficiado al ex presidente Eduardo Frei. Acordó con Antofagasta Minerals “cesión” de aguas para proyecto hidroeléctrico Alto Maipo con oposición de comunidades.
  • Arauco – con multas y cierre de planta en San José de la Mariquina, su caso es considerado para muchos como un hito en la lucha contra el daño ambiental causado por la actividad industrial.
  • AES Gener – una de las principales contaminantes de Puchuncaví y sus plantas termoeléctricas. El Estado cambió un plan regulador para que pudiera instalar la central Campiche. Titular de proyecto energético Alto Maipo que presenta oposición de comunidades aledañas y pone en riesgo suministro de agua de Santiago.
  • Codelco – con demandas de las comunidades de Quinteros por daños a la salud de la población debido a fundición Ventanas. Amplia oposición de comunidades de Los Andes y Lo Barnechea a su proyecto de expansión Andina 244.

Podríamos seguir, pero se trata de ejemplificar cómo empresas importantes, todas con gerencias de sustentabilidad o RSE no son consistentes con su actuación y su discurso.Hay otro grupo de empresas que, como bien señalara el economista PhD (MIT) Andrés Solimano, se privatizaron durante el gobierno militar, sin que esto se tradujera en una beneficio país: Soquimich, Endesa, Chilectra, y CAP, entre otras.

Una autoridad promiscua con el poder económico y una labor más de relaciones públicas, apoyada fuertemente por staff de abogados, está lejos de ser lo que verdaderamente es  Responsabilidad Social Empresarial ni menos aún Sustentabilidad.

Las personas que dirigen las empresas y organizaciones empresariales como las mencionadas a modo de ejemplo necesitan realizar un trabajo más consistente, adoptando sanciones contra sus socios cuando los casos lo ameritan, ya que en la actualidad existe una división antagónica entre quienes celebran cualquier acción de relación pública como acciones de RSE o Sustentabilidad y las organizaciones sociales.

Estoy convencido que un trabajo serio en este sentido mejora las probabilidades de lograr acuerdos entre empresas, autoridad y comunidades, pues en último término, todos aspiran a una mejor calidad de vida. Cómo se defina y entienda ésta, es un buen punto de partida.

Carlos Mella, EHS Engineer, MSc. Sustainability Mgmt., (c) Applied philosophy – Chile.

 

La Batalla por el Agua en Chile

derechos-de-agua-660x350

(Imagen de http://www.veoverde.com)

En el Día Mundial del Agua, parece oportuno que revisemos qué ocurre con los cambios esperados al Código de Aguas de 1981. El programa de gobierno de la Nueva Mayoría dedica 6 párrafos a tratar el tema de recursos hídricos (rrhh), los cuales básicamente señalan lo siguiente:

  1. Que existe un mercado de derechos de agua que ha favorecido el desarrollo agrícola
  2. Que las transacciones y la escasez del recurso han evidenciado una insuficiencia institucional para gestionar el recurso hídrico
  3. Que para abordar la problemática se nombrará a un Delegado Presidencial que identifique soluciones a la escasez
  4. Que se requiere de una normativa de rrhh que establece usos prioritarios y restricción de ejercicio de demás usos conflictivos
  5. Que se requiere modificar la normativa y redefinir utilización de acuíferos sobre-otorgados de acuerdo al uso efectivo de los derechos
  6. Que adicionalmente, la normativa permita el intercambio de derechos provisionales y eventuales por aquella proporción no utilizada de los derechos.

Esto es, a grandes rasgos,  lo expresado en el programa de Michelle Bachelet y aunque en verdad es bastante genérico, los gremios agrícolas, mineros e industriales cuyos procesos son fuertemente demandantes del recurso hídrico se han puesto a trabajar para asegurar sus intereses desde ya. Así las cosas, los estudios jurídicos han estado trabajando y asesorando a los gremios en lo que para ellos son los puntos más sensibles.

Sobre el derecho de aprovechamiento de aguas y su temporalidad

El derecho de aprovechamiento de aguas constituye actualmente un derecho real, de carácter perpetuo, y consiste en el uso y goce de ellas. El ejecutivo busca limitar la extensión a un periodo máximo de 30 años, a través de la constitución de nuevos derechos, prorrogables en cualquier caso, excepto que la Dirección General de Aguas acredite que el recurso no se utiliza efectivamente. En ese caso, operarían las causales de caducidad contempladas en el nuevo cuerpo legal. Para los derechos de aprovechamiento de aguas no consuntivos, la duración mínima es de 20 años.

Redefinición de concepto de derecho de aprovechamiento de aguas

El ejecutivo busca redefinir, mediante indicaciones sustitutivas, el concepto de derecho de aprovechamiento de aguas, eliminando la disposición que lo califica expresamente como derecho real y la facultad expresa de disponer del mismo, transformándolo en una concesión que permitirá el uso y goce temporal de ellas. La propuesta del ejecutivo no sería clara sobre la posibilidad de transferir o transmitir derechos de aprovechamiento.

Caducidad del derecho de aprovechamiento 

La caducidad de los derechos de aprovechamiento de aguas operará por el sólo ministerio de la ley, sin necesidad de declaración judicial. En caso de no verificarse el uso efectivo del recurso dentro de los siguientes plazos, dependiendo de las características de los derechos:

  • Derechos de Aprovechamiento de Aguas Consuntivos: Durante un plazo de 4 años, contados desde su otorgamiento.
  • Derechos de Aprovechamiento de Aguas No Consuntivos: Durante un plazo de 8 años, contados desde su otorgamiento.

El uso efectivo de las aguas permitirá evitar la caducidad y se acreditará mediante la construcción de obras suficientes y aptas para ello, capaces de permitir la captación o alumbramiento de las aguas, su conducción hasta el lugar de uso y la restitución del recurso (esto último, en el caso de los derechos no consuntivos).

Patentes por no uso de derechos de aprovechamiento de aguas

Dentro de la regulación relativa al pago de patentes por no uso de los derechos de aprovechamiento de aguas, las indicaciones también contemplan caducidades, que operarán por el sólo ministerio de la ley, en el siguiente sentido:

  • Derechos de Aprovechamiento de Aguas No Consuntivos de ejercicio permanente: En caso de haber transcurrido 14 años sin que el titular del derecho haya construido las obras de captación y extracción respectivas.
  • Derechos de Aprovechamiento de Aguas Consuntivos de ejercicio permanente: En caso que las respectivas obras de captación no hayan sido construidas en un plazo de 12 años contados desde su constitución.

Los plazos de no utilización de las aguas comenzará a regir desde el 1 de enero del año siguiente al de la fecha de entrada publicación de la ley y, para el caso de derechos constituidos o reconocidos con posterioridad a esa fecha, los plazos se computarán desde su constitución o reconocimiento.

Limitación del ejercicio de derechos de aprovechamiento de aguas

Se propone limitar los derechos de aprovechamiento en función del interés público, dotando a la Administración de facultades para reducir temporalmente los derechos; redistribución temporal de aguas debido a escasez o en caso que se acrediten graves carencias que ponen en peligro la subsistencia.

 

Áreas protegidas y glaciares – prohibición

Se prohibe la constitución de DAA (derecho de aprovechamiento de agua) en áreas protegidas declaradas Parques Nacionales y Reservas de Región Virgen. En otros casos, como Reservas Nacionales o Santuarios de la Naturaleza, los DAA deberán ser consistentes con la categoría del área y los planes de manejo, previo informe de Servicio de Biodiversidad. Los DAA quedan expresamente prohibidos en glaciares.

Categorización y usos prioritarios

La propuesta del ejecutivo distingue entre las funciones del  agua las siguientes:

  • Subsistencia, que garantiza uso para consumo humano y saneamiento
  • Preservación ecológica
  • Productivas

Se establecen usos prioritarios del agua, los cuales deben prevalecer tanto en la constitución como en la limitación del ejercicio del derecho de aprovechamiento.El Estado podrá constituir concesiones con el objeto de satisfacer las necesidades de subsistencia.

Usos de los DAA

Los DAA dejarán de estar excluídos de condicionamientos en cuanto al uso o destino de los mismos señalados en las memorias explicativas que acompañan los procedimientos de constitución u otorgamiento.

Los DAA antiguos

Los DAA vigentes hasta antes de la entrada en vigencia de la propuesta del ejecutivo seguirán en vigencia, pero sujetos a limitaciones y restricciones en favor del interés público. Quedarán sin embargo excluidos de las normas de caducidad.

DAA no regularizados

En el plazo de un año, los titulares de derechos que no hayan presentado la respectiva solicitud dentro del plazo señalado, perderán la posibilidad de hacerlo, dejando en duda el status que quedan este tipo de derechos, una vez transcurrido el mismo.

Hasta aquí, los principales temas que preocupan a los beneficiarios del Código de Aguas vigente. Se han cumplido dos años del gobierno de la Nueva Mayoría y suponemos que el delegado presidencial Sr. Reinaldo Ruiz Valdés ha tenido tiempo suficiente para dar una cuenta de los avances y acuerdos alcanzados al día de hoy, justamente cuando el mundo celebra el Día Mundial del Agua.

El Sr. Ruiz fue director de ODEPA (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias) con lo cual suponemos que el sector agrícola se haya bien representado en el propio delegado. En cuanto al sector minero, todo parece indicar que ayudaron a financiar un amplio espectro de la política chilena, con lo cual suponemos también, sus intereses se hayan bien representados. Sofofa hará lo propio para representar a la industria intensiva en consumo hídrico (estas incluyen industrias de alimento) y por último las eléctricas, agrupadas en Eléctricas Asociación Gremial.

Reinaldo-Ruiz_Delegado-Presidencial-del-Agua_002-540x350

(Foto: Reinaldo Ruiz Valdés, Delegado Presidencial)

Las agrupaciones ecológicas

Hace un par de días, interactuando con Rodrigo Mundaca, Secretario General del Movimiento de Defensa del Agua, Tierra y Medio Ambiente (MODATIMA), me expresaba sus dudas y rechazo a las indicaciones propuestas por el Poder Ejecutivo. La agilidad de twitter y los 140 caracteres impiden desarrollar los diferentes argumentos que respaldan las opiniones de movimientos ciudadanos que también reclaman ser escuchados. En el breve intercambio con Rodrigo, me llamó la atención que señalara que no existe una propuesta respecto de aquello que debe y/o merece revisión, si no cambio.

Buscando entre mis papeles me encontré una publicación de Chile Sustentable (ONG) de 2004 “DÓNDE ESTÁ EL AGUA Y DE QUIÉN ES”. No es que yo promueva a esta organización ni mucho menos; sí parece interesante, a poco más de 10 años de su publicación, repasar aquellos aspectos destacados y de paso, detectar cuánto de sus propuestas ha sido recogido por el gobierno.

En el capítulo VI Propuestas para el acceso equitativo y el uso sustentable del agua en Chile (capítulo desarrollado en base a estudio de nancy Matus, 1998), se proponen 4 ejes o líneas de trabajo.

Definición de una política nacional de recursos hídricos

Para Chile Sustentable (ChS), todo parte por establecer una Política Nacional de Recursos Hídricos en base a criterios básicos de sustentabilidad: usos que la sociedad considera más benéficos, administración de aparato institucional, tecnologías y, asimilación y manejo del recurso. Además, se considera que para resguardar los intereses sociales, es fundamental la existencia de mecanismos claros y transparentes de participación y decisión ciudadana.

Como se indicó más arriba, en los exiguos 6 párrafos que la Nueva Mayoría dedica al recurso hídrico (RRHH), nada se dice acerca del establecimiento de una política que define los principales lineamientos de la gestión de dicho recurso. Aún así, ChS propone cinco objetivos generales que una política hídrica debiera considerar:

  1. Proteger y conservar los ecosistemas fluviales, asegurando su preservación
  2. Asegurar el acceso al agua en forma oportuna, equitativa y libre de riesgo a toda la población
  3. Considerar las demandas futuras de agua en planes, proyectos y/o programas
  4. Información pública sobre el estado actual y la disponibilidad de los recursos heridos superficiales y subterráneos
  5. Formalizar y crear espacios desinformación pública sobre los recursos hídricos

A partir de las inquietudes levantadas por los staff de abogados y las líneas que el programa de la NM dedicó al rrhh, la prohibición de DAA en áreas protegidas y glaciares parece estar dirigida en el sentido del punto 1; en cuanto al acceso, oportuno y equitativo -libre de riesgo, la categorización y usos prioritarios parece responder a este objetivo, sin dejar de lado la normativa de calidad para controlar riesgo; los puntos 3, 4 y 5 no aparecen adecuadamente desarrollados en el programa de gobierno, ni el qué ni el cómo, aunque tampoco aparece como una preocupación de los gremios.

Modificación del marco jurídico-legal: Código de Aguas

Según ChS, los principales cuestionamientos de la normativa actual son la fuerte concentración en la propiedad de los derechos de agua; la existencia de un mercado del agua ha favorecido la especulación; traspasos de agua de una cuenca a otra (pasos artificiales); competencia entre usos como riego, electricidad, minería, forestal y consumo humano; y por último, relacionado con el punto anterior, contaminación. Para comenzar a resolver estos problemas, se propone las siguientes modificaciones:

  1. Recuperar el concepto del agua como bien nacional de uso público
  2. Redefinir el concepto de asignación de derechos de aprovechamiento
  3. Establecer un sistema de pago por uso y devolución de derechos por no uso, o en su defecto, pago de una patente por mantener el derecho al uso de los RRHH
  4. Determinar caudales ecológicos

Por lo que respecta al punto 1, todo indica que la propuesta de gobierno evitó abordar este punto directamente, pues nada se ha dicho de terminar con el mercado del agua. Sin embargo, las restricciones, la categorización y usos prioritarios modifican la naturaleza del concepto de DAA tal como hasta ahora se ha entendido, lo que pareciera que el gobierno ha querido recoger la observación que realiza la ONG.

Los puntos 2 y 3, parecen haber sido acogidos en términos generales. Se ha propuesto una redefinición del concepto de DAA y se ha propuesto un sistema de patentes por los DAA asignados y no utilizados. Respecto del punto 4, hoy no deja de parecer extraño que se haya realizado un otorgamiento de DAA sin que existan caudales ecológicos determinados que informan la toma de decisión de parte de la autoridad respecto de continuar o no entregando DAA.

Planificación y gestión sustentable de los recursos hídricos

En este punto, la ONG propone: (1) implementar una política de manejo integrado de cuencas; (2) definir una política de planificación de los recursos hídricos; (3) establecer una asignación temporal y preferencial frente a situaciones extremas; (4) crear mecanismos de evaluación ambiental, social y económica de planes, políticas, programas y proyectos de recursos hídricos; (5) elaborar normas de calidad y emisión que correspondan efectivamente a la actual situación de contaminación de las aguas en Chile.

Considerando los puntos 1 y 2, no aparece referencia alguna a políticas de recursos hídricos ni en programa NM ni figura tampoco entre las preocupaciones de los gremios interesados.  En cuanto al punto 3, todo indica que la propuesta presentada inicialmente por el Poder Ejecutivo acoge los DAA como asignación temporal, además de reservarse la última palabra en casos de escasez extrema. Para el punto 4, actualmente se encuentra en revisión el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, pero las organizaciones ambientales que formaban parte de la Comisión revisora abandonaron la misma por considerar que sus puntos de vistas no son considerados.

Valga también señalar que varias ONGs han denunciado en una reciente publicación “Critica a la hidroelectricidad en Chile y propuestas ciudadanas” que el proyecto ingresado por el gobierno en agosto de 2015 “Establece Nuevo Sistema de Transmisión de Energía Eléctrica y Crea un Organismo Coordinador Independiente del Sistema Eléctrico Nacional” y que considera un nuevo concepto de “Polo de Desarrollo” ha eliminado la Evaluación Ambiental Estratégica como requisito previo, lo cual significa que será el gobierno central, sin participación ciudadana, el que determinará cuáles serán dichos “Polos de Desarrollo”. Ciertamente, esto es consistencia pura con la vieja tendencia de las autoridades políticas a restringir o minimizar la participación ciudadana en lo que al futuro de sus territorios se refiere.

Finalmente, los caudales ecológicos parecen ser una condición necesaria de cualquier gestión eficiente que se pretenda sobre los recursos hídricos.

Propuestas sectoriales

Por último, la ONG apunta también a los siguientes sectores y en la siguiente forma:

Sector agrícola: (1) se propone el estudio y evaluación de los impactos ambientales producidos por cambios experimentados tanto a los sistemas de uso de suelo como en los sistemas productivos; (2) mejorar la eficiencia del riego es otra de las propuestas para dicho sector, cuya eficiencia (2004) no supera el 30%

Sector minero: (1) realización de estudios y evaluaciones respecto de la contaminación generada por desechos derivados de la actividad minera, tanto en minas activas como en relaves y residuos de faenas abandonadas; (2) Evaluación del uso del agua para la minería en ecosistemas frágiles y/o donde la disponibilidad de agua es escasa. Respecto de esto último, baste recordar la reciente multa aplicada por los Tribunales Ambientales a minera Maricunga por daños ambientales causados por no respetar los límites máximos de DAA en  áreas protegidas. Minera Escondida también es investigada actualmente por un daños similar; (3) eficiencia, reciclaje y reutilización del agua

Sector energía: revisión, reformulación y promoción de alternativas en las políticas energéticas del país.

Día Mundial del Agua

Entre el aporte de más de una década realizado por la ONG Chile Sustentable, las promesas del gobierno a través del Programa de Michelle Bachelet 2014-2018, y las observaciones o aprehensiones de los gremios interesados a través de sus staff de abogados, parece que el gobierno intentó recoger el sentir de ambos grupos de interés, al menos parcialmente.

Sin embargo, como ha ocurrido con la Comisión Presidencial para reformar el SEIA, los grupos ciudadanos y sus propuestas suelen quedar excluidos debido a la fuerte presión que ejercen los gremios empresariales, los que como se ha visto recientemente, financiaban la política.

Finalmente, creo que hay un par de cosas que los chilenos esperamos del nuevo marco regulatorio:

Que es absurdo y carente de racionalidad y equidad otorgar derechos de aprovechamiento de agua a perpetuidad para nadie.

Que los derechos que fueron otorgados gratuitamente, que no han sido utilizados para fin alguno que no sea especulación, no pueden dar derecho a indemnización alguna del Estado, entendiendo que éstos fueron entregados de forma gratuita.

Que el concepto de escasez hídrica debe ser fundamentado sobre una realidad que descarta el mal uso o no uso de los recursos hídricos asignados a través del Código de Aguas de 1981. Esto previene que el Estado gaste millonarias sumas en “solucionar” un problema de escasez que tiene su origen no en falta de recurso hídrico, sino en una distribución inequitativa e irracional.

Que la ciudadanía tiene derecho a participar y oponerse a los desarrollos de sus territorios que no consideran su participación en la toma de decisiones, y

Que la Dirección General de Aguas, en tanto gestora de recursos, debería no sólo reforzarse para tener capacidad de llevar adelante la multitud de tareas que se requieren de ella; pero también evaluar la conveniencia de que se quede alojada en el ministerio de OOPP, el cual tiene ya historia en coimas y por el cual hubo personeros públicos que fueron condenados.  

Carlos Mella – Ingeniero EHS, MSc. Gestión de Sustentabilidad, (c) M. Filosofía Aplicada

 

La Evaluación de Riesgo Eco-sistémicos

La mayoría de quienes se relacionan con temas de sustentabilidad han escuchado hablar, y seguramente también han leído acerca de los servicios eco-sistémicos, pero hasta ahora parece ser más tema de especialistas que de público general ¿qué son los servicios ecosistémicos? ¿qué es el capital natural? ¿existe alguna relación entre los servicios ecosistémicos y los negocios?

Para responder estas preguntas parece conveniente referirse al que quizá sea su referente más importante, el World Forum on Natural Capital (WFNC). Pero antes de avanzar sobre los servicios eco-sistémicos, necesitamos conocer la noción base sobre la cual la idea de servicios se construye. Para WFNC “el capital natural se puede definir como las existencias mundiales de activos naturales que incluyen geología, suelo, aire, agua y todos los seres vivos“, es decir, que a partir de este capital natural la humanidad obtiene o deriva una serie de servicios, también conocidos como servicios eco-sistémicos, que son los que en última instancia, hacen la vida posible.

De esta forma, tanto los alimentos que llegan a nuestra mesa, el agua que obtenemos de la llave o incluso de la botella, nuestras frutas o los vegetales de la feria son parte de los servicios que la humanidad derivada del capital natural; pero hay otros servicios menos obvios, que sin embargo tienen gran importancia: la regulación del clima, la defensa contra las inundaciones provista por los bosques o la polinización de cultivos por insectos.

La iniciativa del World Forum Natural Capital cuenta con importantes apoyos, entre los que se pueden destacar el World Business Council for Sustainable Development, la International Union for Conservation of Nature, el Natural Capital Coalition y el United Nations Environment Program. La sede de WFNC se ubica en Edimburgo, Escocia.

¿Por qué el capital natural es un tema?

La idea no escapa al concepto general de finanzas, si gastamos demasiado contraemos deudas que, si no son controladas, pueden llevar a la bancarrota. Y eso mismo ocurre con acuíferos sobre explotados que no tienen tiempo de recuperación; bosques talados a tasas que sobrepasan con mucho la re-forestación. Es decir, si no se gestiona el capital natural, sea a nivel local, regional o mundial, la humanidad corre el peligro de quedarse sin los servicios que el ecosistema provee, y que son la base de nuestra existencia.

¿Es posible valorizar el capital natural en términos financieros?

Aunque existen corrientes de pensamiento que se oponen a esta idea (que todo pueda llevarse a valor monetario -lo natural no tiene precio), lo cierto es que el WFNC informa de estudios que se han realizado en este sentido. Por ejemplo, evitar la emisión de gases de efecto invernadero conservando los bosques podría costar US$ 3.7 trillones; la polinización por insectos podría costar para la agricultura mundial US$ 190 billones anuales. Un reporte publicado en 2013 por TEEB for Business Coalition – Natural Capital at Risk: The Top 100 Externalities of Business estimó que los sectores de producción y procesamiento primario son responsables de los costos totales de externalidades ambientales, de la asombrosa suma de US$ 7.3 trillones anuales.

Til Til: un ejercicio de evaluación de servicios eco-sistémicos a nivel local

En septiembre de 2014, unos compañeros y yo tuvimos que realizar una evaluación de servicios eco-sistémicos como parte de un curso sobre riesgo en seguridad, salud y medio ambiente. Los objetivos eran tres:

  • Identificar los servicios eco-sistémicos del área de estudio
  • Identificar los peligros eco-sistémicos derivados de las principales actividades económicas
  • Evaluar el riesgo eco-sistémico y proponer un plan de acción.

Al igual que un estudio de impacto ambiental, la evaluación de servicios eco-sistémicos supone realizar una línea de base que incluya la dimensión político administrativa, caracterización climática, medio físico, biótico y humano. Este estudio preparatorio ya lo conocemos y nos sigue siendo útil y necesario.

La metodología

El estudio sigue la metodología propuesta por Harris y otros (1994), y consiste en que los participantes examinan cuidadosamente una lista de estresores (tabla 1) y valores/servicios (tabla 2) del ecosistema en estudio. El término valor de ecosistema es utilizado en vez de “alteración de uso”, y fue utilizado en la evaluación de riesgo de Green Bay, Lake Michigan (Harris and other 1994). El término se consideró más apropiado que alteración de uso porque la condición saludable del ecosistema fue descrita tempranamente.

Til Til es una comuna que hace cien años era factor de la actividad agrícola y económica, sin embargo, la llegada del ferrocarril Santiago – Valparaíso en el año 1863, y la construcción de las estaciones de Polpaico, Ruegue, Montenegro y Til TIl, facilitaron el comercio minero -que dataría de explotaciones indígenas pre-colombinas- y agrícola.

En la actualidad, nuestra área de estudio presenta actividad industrial diversa: vertedero KDM, biosólidos el Rutal, granja de cerdos Porkland, tranques de relaves -Codelco y Anglamerican- y la carcel de Punta Peuco. Esto supone la existencia de al menos seis Declaraciones o Estudios de Impacto Ambiental (DIA o EIA) que evalúan de forma independiente el área de influencia.

Según se indicó más arriba, se requiere identificar los estresores del ecosistema, los cuales, en términos acotados y suministrados sólo a modo de ejemplo, pueden ser los que siguen.

Tabla N°1 – Estresores de Ecosistema Runge-Montenegro

Estresor o Amenaza

Notación

Dispersión Agrícola

DA

Escasez Hídrica

EH

Contaminación Napas

CN

Olores Molestos

OM

Infraestructura de Transporte

IT

Metales Pesados Mineros

MPM

Ruido

R

 

Este mismo procedimiento se sigue para identificar los servicios. Estos podrían ser: calidad de agua superficial, calidad de agua napas, y bajo nivel de material particulado (MP) por nombrar algunos.

Tabla N°2 – Servicios Ecosistémicos o Valor de Conservación

Servicio (Valor)

Notación

Calidad Agua Superficial

CAS

Calidad Agua Napas

CAN

Bajo Nivel Material Particulado

BNMP

Zona Cultivo Olivos

ZCO

Suministro Agua Potable

SAP

Flora Vulnerable

FV

Fauna Típica de la Zona

FTZ

Una vez que el grupo a listado los estresores y valores del ecosistema se construye la matriz estresor (S)/valor (V) -ver (tabla 3). Además, el mismo grupo determina los números o valores de entrada para la matriz de S x V, por ejemplo: 0, 1, 2 y 3, donde el número indica si el estresor impactó o no en la columna que representa al valor o servicio del ecosistema. Conviene decir que en una primera instancia, se considera sólo el impacto inmediato del estresor, sin considerar su duración o permanencia del mismo en el escenario.

 

Valor/Servicio del Ecosistema

Estresores

CAS

CAN BNMP ZCO SAP FV

FTZ

DA

1

1 0 2 1 0

1

EH

2

2 1 1 2 1

1

CN

1

3 0 1 3 0

0

OM

0

0 2 1 0 0

1

IT

1

0 2 2 1 1

2

MPM

2

3 2 2 3 1

1

R

0

0 1 0 0 0

2

 

Es probable que durante la asignación de números o magnitud de impacto en un determinado valor exista diferencia entre los participantes. La racionalidad recomendada es considerar el “peor escenario”, el cual por supuesto se haya debidamente documentado en la investigación previa.

Resultado de la  evaluación de riesgo

Una vez completada la matriz de estresores/valor, se podría determinar un ranking de estresores basado en el método de diferencia descrito por Harris y otros (1994). En este método, los cálculos se realizan sobre una matriz m X n, donde m es el número del estresor y n es el número del valor/servicio. Dejamos  que “Xij” sea la entrada de en la fila y que sea el valor en la columna de la matriz. Se define

Dk (i,j) = Xik – Xjk

Entonces se construye la matriz transversa R. La suma de entradas en la fila i de la Matriz R entrega una medida del grado en el cual el estresor de la fila domina los restantes estresores en términos de su contribución a la pérdida integral del ecosistema; esto es, a más alta suma de la fila, más grande es la contribución de riesgo al ecosistema o alteración de uso. La suma de la fila en la matriz entonces puede ser usada para graduar (ranking) los estresores.

Tabla N°3 – Ranking de Estresores o Amenazas del Ecosistema

Estresores

DA

EH CN OM IT MPM

R

Ranking

DA

0

-4 -2 2 -3 -8 3

-12

EH

4

0 2 6 1 -4 7

16

CN

2

-2 0 4 -1 -6 5

2

OM

-2

-6 -4 0 -5 -10 1

-26

IT

3

-1 1 5 0 -5 6

9

MPM

8

2 6 10 5 0 11

42

R

-3

-7 -5 -1 -6 -11 0

-33

Según la matriz anterior, los principales estresores que impactan los servicios del ecosistema son los Metales Pesados Mineros (MPM), la Escasez Hídrica (EH) y la Infraestructura de Transporte. Estos estresores provocan sinergia que impacta fuertemente los servicios eco-sistémicos de la comuna de Til Til, y específicamente del sector Runge-Montenegro.

 

Los demás estresores como ruido, olores molestos y dispersión agrícola aparecen con una menor incidencia en el conjunto, lo que tiene sentido si pensamos que el ruido, como energía, y el olor, como materia sensible, son de percepción animal, pero no vegetal; se ve que el alcance de estos estresores es más limitado, aunque esto no significa que, en términos humanos, puedan hacer la vida imposible a una comunidad (ejemplo, caso olores molestos planta La Farfana).

La evaluación de riesgos de Harris y otros

Robert B. Wenger, Hallett J. Harris y David S. Devault han expuesto en An Assessment of Ecosystem in the St. Croix National Scenic Riverway, la importancia de la evaluación de riesgo ecológico como una importante herramienta conceptual en la gestión de ecosistemas. El propósito de la evaluación es identificar aquellos factores (estresores) que poseen el riesgo más grande de afectar la integridad de un ecosistema, de forma que los esfuerzos en la protección ambiental puedan localizarse en aquellas estrategias que probablemente proporcionen mayor reducción de riesgo para el ecosistema. Según los autores, “si la evaluación de riesgos se mueve desde su fase conceptual a una fase de implementación, nuevas herramientas metodológicas deben ser desarrolladas y aplicadas exitosamente” 

Comencé el artículo hablando de los Servicios Eco-sistémicos y su relación con el concepto de Capital Natural, pero su revisión pareció exigir la consideración de la evaluación de riesgo ecológico para lograr una idea más integral de la problemática que aborda, y de las posibilidades que entrega.

Carlos Mella, EHS Engineer, MSc. Sustainability Mgmt., (c) Applied Philosophy, Chile.

Identificación y construcción de capacidades de liderazgo

Peter_Zarris small 2

(imagen Peter Zarris, fuente: coachingpsicologycongress.org)

Recientemente, el Instituto de Minería y Metalurgia de Australia publicó un artículo de Peter Zarris, CEO de Opic Group, psicólogo organizacional y consultor senior del 6º Congreso Internacional de Psicología y Coaching, referido a la identificación y construcción de capacidades de liderazgo.

Aunque el artículo es más amplio, me pareció interesante compartir parte del mismo, principalmente lo que Zarris tituló “Capacidades del ejecutivo minero y sus implicancias”

El artículo es parte de una investigación realizada por Opic en 2012, sobre las capacidades específicas que caracterizan las posiciones de liderazgo. La idea fue revisar un estudio de 2002 y actualizar el modelo predictivo de liderazgo de forma que pudiera reflejar la pregunta central: qué deben hacer los líderes para ser capaces de crear una organización de alto desempeño.

Capacidades del ejecutivo minero y sus implicancias

Entre los hallazgos realizados en el trabajo de investigación, Zarris señala que se encontraron diferencias significativas entre los ejecutivos mineros en comparación con ejecutivos de otros sectores no mineros.

imm1 Atributos ejecutivo minero.jpg

En la figura 1, atributos del ejecutivo minero en comparación con otros ejecutivos, las diferencias tendrían implicancias específicas considerando cómo los ejecutivos realizan su trabajo. La investigación lo resume como sigue.

Fortalezas

  • Pensamiento orientado a la planificación – como puede esperarse de los líderes operacionales, planeamiento y planificación de proyectos es significativamente más alto que el promedio.
  • Seguimiento de reglas/seguridad – los líderes mineros son significativamente más proclives a adherir a las reglas que la mayoría de la población – un reflejo de su foco en seguridad.
  • Capacidades analíticas – los ejecutivos mineros están generalmente más arriba en el uso de datos y análisis de información que la mayoría de los demás ejecutivos.
  • De confianza – interesantemente, el nivel de confianza interpersonal del grupo es más alto que lo normal, lo cual refleja la naturaleza del trabajo.
  • Control/dirección – el ejecutivo minero tiende a utilizar formas directivas de toma de decisiones por lejos más que la mayoría de la población.

Tendencias inferiores

  • Persuasión – la capacidad de persuasión de los ejecutivos mineros es significativamente inferior. Éstos tienden a descansar en las competencias técnicas más que en la construcción conjunta para obtener resultados.
  • Influencia – esta capacidad es significativamente inferior en los ejecutivos mineros. Estos tienden a descansar en las competencias técnicas más que en la construcción conjunta para obtener resultados.
  • Compromiso – el ejecutivo minero tiende a ser más reservado, aunque su capacidad para mantenerse comprometido – particularmente en áreas remotas – fue baja.
  •  Impulso competitivo – los ejecutivos mineros son menos competitivos clásicamente, descansando más en la planificación y ejecución para alcanzar resultados.
  • Adaptabilidad personal -el grupo de ejecutivos mineros tendía a tener un enfoque interpersonal coherente, encontrando tal vez más dificultades para adaptarse a diferentes audiencias.

Habiendo realizado más de 30,000 evaluaciones, los investigadores fueron conscientes de que existían diferencias de capacidades para gente interesada en ciertos roles. En resumen,  la gente interesada en ciertos roles comparten características, primeramente porque son requerimientos comunes para ciertos roles; por ejemplo, contabilidad numérica y financiera, por lo que siempre habrá diferencias a través de la industria y profesiones.

Mientras algunas diferencias eran esperadas, otras fueron una sorpresa – en particular la extensión de ellas.

El sumario general de diferencias entre los ejecutivos mineros y un amplio grupo de ejecutivos de otras industrias fueron las siguientes.

Las diferencias más pronunciadas

Las diferencias más importantes estuvieron relacionadas con dos aspectos claves de los roles ejecutivos donde los ejecutivos mineros fueron significativamente inferiores a los ejecutivos en general. Estos fueron:

  1. Influencia estratégica (en su mayoría)
  2. Consistencia y capacidad para entrenar y desarrollar personal – una capacidad que aparece consistentemente como crucial en una organización de datos de alto desempeño como se indica

Según puede verse en la figura 2, la puntuación de los ejecutivos mineros es significativamente menor en muchos atributos que para los investigadores muestran influencia efectiva y colaboración. Esto se relaciona con cuán efectivos o no son los ejecutivos mineros para llegar a acuerdo en el tipo de temas interpersonales que pueden afectar el compromiso, bienestar y, en último término, el desempeño.

imm2 Influence minig F2

¿Lo que sigue?

Para Peter Zarris, las implicancias de los datos no sorprende, más bien confirman el tipo de característica por las cuales los ejecutivos mineros son seleccionados y promovidos en la industria. Establecer planes claros y bien estructurados; capacidad para establecer la seguridad como alta prioridad; habilidad para analizar información y tomar decisiones adecuadas y; habilidad para dirigir con claridad y controlar las operaciones.

Así mismo, los siguientes factores están todos en el rango bajo: capacidad para desarrollar al personal, pero más que solo desarrollar habilidades, sino que habilidades organizacionales más amplias; habilidad para tratar con temas inesperados o desafíos del ambiente diario y; liderazgo amplio, en particular para inspirar a otras personas. Las implicancias de la investigación es que las organizaciones en la industria minería no necesariamente colaboran consistentemente, particularmente fuera de la región inmediata.

Peter Zarris se plantea la pregunta ¿le importa esto a la industria minera? y ¿cómo vemos el valor de esto en términos del crecimiento de nuestra industria? La investigación,  sentencia Zarris, nos muestra que puede hacer una diferencia crucial en el desempeño.

Todos los créditos del presente extracto corresponden a Peter Zarris, Graeme Bye y al Instituto de Minería y Metalurgia de Australia (2016).

Carlos Mella – EHS Eng., MSc. Sustainability Mgmt, (c) Applied Philosophy, 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ciencia aplicada

photodune-9011536-education-and-science-l-blog.jpg

Este 2015, ha sido tema en Chile la posibilidad de crear un Ministerio de las Ciencias, y aunque el tema venía siendo tratado por una comisión de expertos, la discusión pasó a la noticia cuando el presidente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) Francisco Brieva, presentó su renuncia el pasado 29 de octubre.

Un artículo de diario de circulación nacional señaló que durante los últimos cuatro años han pasado tres presidentes, el último de los cuales alcanzó a estar trece meses antes de presentar la renuncia, y entre las anécdotas se cuenta que trabajó cerca de seis meses sin recibir ningún tipo de ingreso o remuneración.

Ha trascendido que los principales problemas que afectan a Conicyt son presupuestarios y burocráticos, ya que Chile destina apenas cerca del 1% del PIB para investigación, lo cual representa cerca del 25% del que destinan los demás miembros de la OCDE. Además, uno de los primeros argumentos que se pueden leer sobre la noticia pone la falla del Estado como el principal responsable de este déficit, sin que la inversión privada sea siquiera mencionada ¿será que los investigadores tienen afición por los recursos públicos más que simplemente recursos, públicos o privados?

En 1931 se publicó la obra La perspectiva científica del filósofo y matemático galés, Bertrand Russell. El trabajo corresponde a un grupo de obras de divulgación escrito hace más de ochenta años, pero como suele ocurrir con los grandes pensadores, sus reflexiones aún son de extraordinaria actualidad. Bertrand Russell recibió el Premio Nobel de Literatura en 1950.

En la obra citada, Russell dedica un capítulo (VIII) a la técnica, entendida como ciencia aplicada, resaltando entre sus principales triunfos los alcanzados en física y química. Para el filósofo, las máquinas no presuponen nada -en sentido limitado- que merezca ser llamado ciencia. Su principal desarrollo fue procesar las materias primas que hasta ese entonces pasaban por movimientos de brazos y dedos humanos. El caso de los hilados y tejidos dan cuenta de ello. Tampoco habría significado gran esfuerzo científico la utilización de fuerzas como el vapor para el ferrocarril y la navegación a vapor, aún con todas las transformaciones que esto implicó (inicia una revolución del transporte).

La cosa es distinta cuando se pasa a la electricidad. Para Russell el electricista práctico tiene que desarrollar un nuevo tipo de sentido común del que el hombre ignorante de la electricidad carece totalmente.

Si uno de los fines de la técnica industrial ha sido sustituir la potencia de los músculos humanos por otras formas de potencia, entonces deberíamos reconocer los primeros esfuerzos del hombre por utilizar otras energías. Así, dice Russell, algún genio, en fecha remota olvidada, inventó la rueda, y otro genio indujo al buey y al caballo a dar vueltas a la rueda. Pero si bien pudo haber sido mucho más difícil domesticar al buey y al caballo que domar la electricidad, ésta dificultad radicó más en la paciencia, y no en la inteligencia.

Esta afirmación considera que no se necesita ser muy listo para darse cuenta que la musculatura del caballo y el buey podían tener un desempeño mayor que la musculatura humana. Pero además,  considera factible la opinión de los que consideran que la domesticación fue consecuencia de la adoración por parte de los sacerdotes. Russell considera  que esta afirmación es coherente con el hecho de que casi todos los grandes avances han partido en un principio de motivos desinteresados. “Los descubrimientos científicos han sido hechos por sí y no para su utilización, y una raza de hombres sin amor desinteresado al saber nunca hubiera realizado nuestra actual técnica científica”.

Russell cita como ejemplo la teoría de las ondas electromagnéticas, de la cual dependía “la telegrafía sin hilos”. Este conocimiento científico inicia con Faraday, quien investiga experimentalmente fenómenos eléctricos con el medio en que se producen. Clerk-Maxwell redujo los resultados de Faraday a forma matemática, y descubrió, por medios de índole puramente teórica, que la luz consiste en ondas electromagnéticas. Pero fue Hertz, el primero en producir artificialmente las ondas electromagnéticas. Faltaba un paso, inventar un aparato para producir dichas ondas con un fin comercial: Marconi, inventor de la radio. Para Bertrand Russell, Faraday, Maxwell y Hertz, hasta donde se podía colegir, no pensaron ni por un momento en la aplicación práctica de sus investigaciones. Agrega “En realidad, hasta que las investigaciones estuvieron casi ultimadas fue imposible prever los usos prácticos que iban a derivarse de ellas”.

No cabe duda que desde 1931 hasta hoy las transformaciones no sólo alcanzan el mundo de la física y la química, los descubrimientos en biología y neurociencia están cambiando completamente nuestras viejas concepciones y la capacidad productiva de la industria mundial. Sin embargo, la breve referencia al texto de Russell evidencia una cuestión ineludible: la técnica aplicada, el desarrollo comercial de la técnica descansa en la investigación científica.

Cuando se observa la discusión sobre política científica y la posibilidad de crear un ministerio de la ciencia, el peso del esfuerzo cae invariablemente en el Estado, al cual siempre se le regatean los recursos, no siempre sin razón claro está. Pero el punto es que tal como el caso de Marconi, la industria se beneficia directamente del trabajo de investigación científica y esto no parece tener un correlato equivalente en términos de apoyo económico que favorezca dicho desarrollo en Chile.

Sabemos de los esfuerzo que realiza el Estado en el campo agrícola, forestal y minero, pero la mayoría de estos sectores productivos ya tienen pantalones largos y pueden (deberían) financiar sus propias investigaciones, como al parecer hace Codelco. Una redistribución de recursos podría favorecer nuevas investigaciones en energía, robótica o desarrollo de softwares y otras aplicaciones, pero ninguna de ellas parece posible si el país no es capaz de sustentar una investigación científica previa; es como si las piernas quisieran levantar un peso y el suyo propio, sin antes haber desarrollado la musculatura.

Si como ha dicho la ministra de educación, Adriana Delpiano, en entrevista de ayer en CNN Chile, el país invierte millones y millones cada año para costear estudios de doctorado de profesionales y sus familias en el extranjero, parece más razonable comenzar a utilizar parte de esos recursos en la creación de instituciones con capacidad de emplear todo ese conocimiento adquirido y paralelamente aumentar el presupuesto destinado a ciencias (% PIB). El despliegue de las más diversas casas de estudios para captar a los alumnos provocó que los periódicos locales informaran sobre las carreras con mejor y peor empleabilidad en Chile. Desgraciadamente, las carreras científicas aparecen como las de menor empleabilidad en el país, lo cual muestra que todo el dinero invertido en financiar estudios de postgrado en el extranjero no tiene destino.

Pero ¿qué hay del rol de la empresa privada? Bertrand Russell lo responde así: “El poder de producir cambios en el mundo, que es inherente a los directores de grandes negocios en los tiempos actuales, excede con mucho al poder que poseyeron nunca los individuos de otra época. No podrán ordenar cortes de cabeza como Nerón o Gengis Khan; pero pueden decretar quién debe morir o quién debe hacerse rico; pueden alterar el curso de los ríos y disponer la caída de los Gobiernos”. 

Russell escribió su obra entre guerras, de ahí su pesimismo fundado pues aún estaba por venir la segunda guerra mundial. Con todo, su invitación es a no perder la esperanza en el conocimiento científico, aunque muchas veces este sea utilizado para la destrucción, pues en su opinión, el conocimiento es esencialmente bueno.

Carlos Mella – EHS Engineer, MSc Sustainability Management, (c) Applied Philosophy – @EHS_Chile